Cardo Mariano (Silybum marianum)

  • Cardo Mariano (Silybum marianum)
Cardo Mariano (Silybum marianum)

Es una planta herbácea anual o bienal, de tallo simple o ramificado hacía el ápice, que puede alcanzar 3,5 m de altura. El cardo mariano es una especie nativa de los países ribereños del Mediterráneo y de Asia hasta India y Siberia; naturalizada en el resto del mundo y también cultivada, a veces intensamente, en países de Europa central donde fue introducido: Austria, Rusia, Polonia, Crimea, Ucrania, Hungría, etc. y en Argentina, Venezuela, Ecuador y China para la extracción de las sustancias para uso medicinal.
 
Crece en bordes de cultivos, caminos y carreteras, baldíos (incluidos descampados urbanos), etc. en suelos muy nitrificados, desde el nivel del mar hasta 1300 m de altitud. Florece de abril a agosto.
 
El nombre marianum: viene de María. Hace referencia a la Virgen María, ya que hay una leyenda medieval sobre esta planta que dice que ella utilizó las grandes hojas de un cardo para ocultar a Jesús de los soldados de Herodes. Al momento de escapar, de su pecho cayeron algunas gotas de leche, que han perdurado para siempre en esta especie para recordar aquel señalado día. Este cardo quedó, entonces, bendecido y lleno de virtudes. Es por ello que en la medicina medieval se recomendaba esta planta a las puérperas y nodrizas, a fin de aumentar la secreción de leche. Por eso su nombre en muchos idiomas se refiere a la leche y a María.
 
El uso de cardo mariano es habitual en tratamientos de medicinas alternativas que no ha superado las oportunas pruebas de verificación, lo que ha sido criticado por algunos expertos en oncolología.
 
Las semillas del cardo mariano se han venido usando desde hace siglos con fines medicinales. De ellas se obtienen sustancias como la silimarina (una mezcla de silibina, silicristina y silidianina, y en menor medida isosilibinas A y B, 3-desoxi-silicristina, silandrina y silimonina),151617 que se usa en afecciones crónicas del hígado y la vesícula biliar; o la silibinina (o derivados de la misma), que se usa en casos de intoxicación por ingestión de amanitas (por ejemplo la amanita phalloides o la amanita muscaria).

Nota: Otros supuestos beneficios no corroborados científicamente atribuidos al cardo mariano son los siguientes:

Interviene favorablemente en los casos de litiasis renal (piedras en riñones y vesícula)
Normaliza la glucemia (baja el azúcar en sangre)
Algunos naturópatas le atribuyen ser el más potente hepatoprotector conocido en el tratamiento de la cirrosis, la hepatitis, el hígado graso, y el envenenamiento hepático.
Protege también las células de los riñones en caso de insuficiencia renal.
Tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladores. Debido a la inhibición de la producción de óxido nítrico y del factor nuclear kappaB.
Impide el daño hepático y renal provocado por ciertos medicamentos antivirales, analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios.
Impide la peroxidación lipídica (acción antioxidante en tejidos grasos)
Induce la apoptosis en células cancerosas.
Rebaja los niveles de colesterol.
Reduce la insulino-resistencia en pacientes con diabetes de tipo 2 que también padecen cirrosis.
Podría tener aplicaciones en la prevención del cáncer.
Se usa para tratar complicaciones en pacientes de sida.
El cardo mariano también se usa en multitud de productos que aseguran reducir los efectos de la resaca.
Se usa como complejo vitamínico especialmente para aumentar la producción de leche en mujeres tras el parto.









 
Es el más potente hepatoprotector conocido en el tratamiento de la cirrosis, la hepatitis, el hígado graso, y el envenenamiento hepático.

Protege también las células de los riñones en caso de insuficiencia renal.

Tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladores. Debido a la inhibición de la producción de óxido nítrico y del factor nuclear kappaB.

Impide el daño hepático y renal provocado por ciertos medicamentos antivirales, analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios.

Impide la peroxidación lipídica (acción antioxidante en tejidos grasos)

Induce la apoptosis en células cancerosas.

Rebaja los niveles de colesterol.

Reduce la insulino-resistencia en pacientes con diabetes de tipo 2 que también padecen cirrosis.

Podría tener aplicaciones en la prevención del cáncer.

Se usa para tratar complicaciones en pacientes de sida.

El cardo mariano también se usa en multitud de productos que aseguran reducir los efectos de la resaca.

Se usa como complejo vitamínico especialmente para aumentar la producción de leche en mujeres tras el parto.

 
Tomar de una a dos bolsitas con la comida
Caja C/20 Bolsitas para preparar en infusion

Cardo Mariano (Silybum marianum)

En Stock: 5 producto(s)

Opciones Disponibles


Este producto tiene una cantidad mínima para venta de 3 productos

Laboratorio: Xanax de America SA de CV

  • DIBIOSA quiere ser el punto de enlace entre tú necesidad y la posible solución, brindandote las herramientas para que tú logres tener la calidad de vida a la cual todos tenemos derecho.