Con la tecnología de Google Traductor de GoogleTraductor de Google
   

Diente de León (Taraxacum officinale)

Diente de León (Taraxacum officinale)

Es una planta de la familia de las asteráceas.(flor en forma de estrella) Considerada por lo general una mala hierba, sin embargo sus hojas se consumen en ensaladas, a las cuales se le han atribuido numerosas propiedades medicinales.
 
Procedencia:

Hay indicios serios sobre una procedencia Europea. En la actualidad se ha extendido prácticamente por todos los continentes.

Descripción:

Es una planta vivaz, anual y perenne con raíz primaria y roseta basal, No suele alcanzar más de 40-50 centímetros. Tiene hojas alternas, con lóbulos en forma triangular de márgenes dentados y agudos. Ramas huecas. Flores hermafroditas de un color amarillo dorado que la hacen fácilmente identificable. Corola en lígulas terminada en cinco pequeños dientes.
 
Se encuentra fácilmente en los caminos, pastizales, prados y sobre todo en jardines, tanto que es considerada mala hierba, por los jardineros.

Es una planta depurativa, indicada para purificar el organismo de elementos tóxicos. Puede actuar en el hígado, riñón y la vesícula biliar, y con su efecto diurético para evitar la aparición de cálculos en el riñón.

También es un tónico digestivo contra el estreñimiento y la resaca causada por el alcohol. Para uso tópico es eficaz para limpiar las impurezas de la piel, como el acné, y la urticaria. Estas propiedades son por su contenido de la inulina, y los ácidos fenólicos, así como también por las sales minerales, entre otras sustancias que aportan beneficios a la piel.
Sus hojas son comestibles que se han utilizado en las ensaladas. Sus hojas contienen gran cantidad de vitamina A, C, hierro, llevando más hierro y calcio que las mismas espinacas u otras hortalizas.

Es una de las principales especies de flora de interés apícola en las praderas, las abejas visitan sus flores indefectiblemente, entregando muy buena cantidad de néctar y polen. Por su distribución prácticamente cosmopolita es conocido en todo el mundo por los apicultores.

En el siglo XVI, el médico y botánico Leonhart Fuchs recomendaba el Diente de león (Taraxacum officinale) como astringente, antidiarreico, para dolor estomacal y para favorecer la menstruación.

Las hojas y la raíz del Diente de León (Taraxacum officinale) poseen propiedades que la convierten en una planta de gran utilidad terapéutica. Las hojas actúan como un diurético aumentando el flujo de orina. Muchos diuréticos tienen la desventaja de que hacen disminuir los niveles de potasio en la sangre. Sin embargo, el diente de león contiene altos niveles de potasio por lo que no tiene este efecto.

Las raíces contienen dos sustancias llamadas inulina y levulina que ayudan a balancear el nivel de azúcar en la sangre. También contienen otras sustancias que estimulan la digestión, el flujo de bilis del hígado y la vesícula biliar, así como también la producción de jugo gástrico en el estómago. Todo esto convierte al diente de león en una planta de gran ayuda para los procesos digestivos y para desintoxicar el colon y el hígado.

La inulina ayuda en el movimiento intestinal por la cantidad de fibra que contiene, mejora la absorción de calcio y tiene un efecto prebiótico, es bueno para evitar las fermentaciones u otras enfermedades bacterianas o padecimientos causados por parásitos.

Contiene ácidos fenólicos que ayudan a degradar las grasas y los azucares pero que también podrían dañar en algunas personas su mucosa gástrica es por lo que es aconsejable que se tome después de los alimentos, esto no es en todos los casos.

Otro uso del diente de león es en la remoción de verrugas. Las raíces, el tallo y las hojas secretan una sustancia blancuzca que lentamente va disolviendo las verrugas al ser aplicada una o varias veces al día sobre estas.

Las hojas de diente de león son ricas en vitamina A, C, K, B2 (riboflavina) y calcio.

El diente de León puede ingerirse directamente o prepararse en forma de té. Él té puede prepararse tanto de las hojas como de la raíz. Sin embargo, para propósitos diuréticos son preferibles las hojas.

También se consiguen extractos de diente de león en forma líquida. Como es el caso de la Formula X-19 y el Elixir de Limpieza.

Precauciones:

Las personas que padecen de las siguientes condiciones deben ingerir el diente de león sólo en pequeñas cantidades: úlcera gástrica, hiperacidez, colitis ulcerativa, colon irritable. Es por lo anterior que se aconseja ingerir el diente de león (una onza) después de los alimentos. Las personas que padecen de cálculos biliares deben abstenerse de consumir esta planta ya que, al promover el flujo biliar, pudiera agravar su condición. Igualmente, las personas que padecen de psoriasis no deben consumir esta planta ya que la inulina presente principalmente en la raíz le pudiera afectar.

  • DIBIOSA quiere ser el punto de enlace entre tú necesidad y la posible solución, brindandote las herramientas para que tú logres tener la calidad de vida a la cual todos tenemos derecho.